sábado, 18 de octubre de 2008

No pudo ser...

1 Cumpliría 18 años hoy 18 de octubre. Era un bebé precioso de 4,800 kg. En el cielo no se si habrá mayoría de edad, pero yo nunca me olvidaré de él y para mi ha sido una fiesta. Vivió fuera de mi pocas horas, pero me acompañó 43 semanas dentro, oyó mi voz, padeció mis nervios, mi genio y sentí su ayuda nada más que nos dejó. Su muerte supuso un cambió en mi vida, me di cuenta de que no podía todo y comencé a confiar.
Esta es la carta que escribí para dar la noticia en una revistilla “el papelín familiar”, que dos veces al año sacamos toda la familia extensa –bastante más de 100 parientes- para mantenernos informados

NO PUDO SER
.... no aumentó el número de miembros de nuestra familia, pero una nueva estrella brilla en el cielo, es nuestro pequeño José, ese niño que nunca me despertará con sus lloros a media noche ni hará explotar mi endiablado genio, pero que esperará pacientemente en el cielo el dia en que pueda estrecharle en mis brazos.
Me enorgullece la idea -mi pequeño- de haberte dado la oportunidad de nacer a la Vida Eterna, más querría -es bien cierto- mecerte en mis brazos y contemplar tu sonrisa, pero al menos sé que algún día te veré, te tengo ahí, tan lejos y tan cerca, como un ángel que vela siempre por su familia.
Me queda en el vientre la cicatriz de la operación que pretendió salvar tu vida, siempre la contemplaré con cariño porque es como esas heridas de guerra que enorgullecen, incluso embellecen al que las sufre, como las arrugas que dejan en las madres las noches sin dormir cuidando a sus pequeños, esas si que son arrugas bellas por que iluminan el rostro y dulcifican la mirada, son la expresión del amor, que es la que aporta la mayor belleza.
Dios quiera que aún padezca muchas noches sin dormir

33 comentarios:

  1. Me ha conmovido tu relato. Sin duda desde ese dia un angel en el cielo cuida de vosotros. Muchas gracias por compartirlo con nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Nunca dejaréis de sorprenderme.

    Impresionante testimonio de aceptación de la voluntad de Dios.

    Un niño que el Señor quiso que fuera totalmente para El y os utilizó, como precioso instrumento, para tenerle a Su lado.

    El sabe lo que es mejor para todos y cada uno de nosotros.

    El es nuestro único Dueño.

    Todo mi cariño y agradecimiento para vosotros.

    ResponderEliminar
  3. Me emocionas.

    No puedo evitarlo. Me recorre algo al acabar de leerte que me conmueve entero.

    Ojalá que si, ojalá que puedas abrazarlo algún día.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Querida MJ de León,yo no he tenido que pasar por ese dolor y no puedo ponerme totalmente en tu lugar.
    Sinceramente,creo que sois estupendos y que solo con vuestro ejemplo de vida, hacéis mucho bien.
    No os volvaís tontitos ni vanidosos,pero tenedlo presente.Sois motivo de alegrías ajenas, maja, y eso no tiene precio.
    Tu principe pequeñito os cuida y os quiere y os conoce y os espera.Algún día...
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Que carta más bonita escribiste y que manera tan dulce de aceptar la pérdida de un hijo.
    Gracias por tu visita a mi blog, me ha encantado el tuyo. Seguiré visitándote si no te importa.
    Muchos besos para ti, tu familia y el angelito que cuida de todos vosotros.

    ResponderEliminar
  6. Entrañable tu relato, Mªjesús, y como madre de una niña, comprendo. Y, sé que cada hijo ocupa su lugar, que aunque tengáis diez (enhorabuena; me asombro y os felicito por ello). Tu pequeño José está en tu corazón y lo quieres tanto como a los otros ( o más).

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. María Jesús y Luis, hace algunos meses que los leo pero jamás les había dejado mensaje.
    Aunque vivo en Asturias soy uruguaya, casada hace 4 años y tenemos dos hijos, el pequeño aún no ha cumplido los 6 meses.
    Vuestra historia me llega mucho porque mis padres pasaron por lo mismo, eso sí, fue el primer hijo el que falleció enseguida de nacer, a los 4 días, Santiago.
    Nosotros siempre decíamos que teníamos un angelito en el cielo que nos ayudaba siempre, nuestro hermanito, que este junio pasado hubiese cumplido 32 años.
    Luego de Santiago mis padres tuvieron 6 hijos más.
    Muchos cariños.
    Cecilia

    ResponderEliminar
  8. Siempre es un placer leer vuestro blog. En los tiempos que corren hay una frase que es un gran testimonio para esas pobres mujeres que voluntariamente abortan y que nunca podrán pronunciar esa frase a su hijo no nacido "...haberte dado la oportunidad de nacer a la Vida Eterna...", ¡Que pensamiento tan bonito!. Gracias

    ResponderEliminar
  9. Estoy segura Carlos que José ha cuidado y cuida mucho de nosotros.

    Querida Guerrera para mi la muerte de José me hizo entender precisamente eso, que todo estaba bien porque así estaba planeado, aunque yo no lo entendiera, aunque me doliera.

    Toro casi estoy segura de que has tenido una madre que te ha querido mucho. Estoy segura de que podré abrazarlo, es más creo que será muy difícil que me separen de él.

    Querida Luisa si notas que nos ponemos tontitos o vanidosos estate al quite y me lo dices, porque la verdad es que somos un pequeño desastre. Estoy segura que desde el cielo José ha convencido a otros angelitos y salimos adelante gracias a ellos.

    Elenilla, Yuria Cecilia, bienvenidas y muchas gracias por vuestra visita. La verdad es que cada hijo ocupa su lugar y cada uno ayuda a sus padres en un sentido, os animo a que leais un post de Luis del 5 de marzo pasado que titulo "EXPERIENCIA" y en el que cuenta después de los años, lo que representó para él la muerte de José. Cecilia, quizá tus padres hayan sentido algo parecido a lo que Luis relata; me imagino que para ellos fue mucho más duro porque no tenían otros niños a los que abrazar en ese momento.

    Carlos Bernardo, dar la oportunidad de nacer a la Vida Eterna, yo lo viví también como una esperanza de reencontrarme con él.
    Un abrazo a todos
    María Jesús

    ResponderEliminar
  10. María Jesús, la verdad me emocionó tu relato.

    Ojalá tenga yo esa entereza si me toca pasar por algo similar. No lo creo. Admiro tu fe.

    Beso grande y gracias por pasar por mi blog!

    ResponderEliminar
  11. Mª Jesús es impresionante como la fe funciona en momento malos, José estará celebrando su mayoria de edad en el cielo y cuidando de vosotros.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. ¡18 años cuidándoos tanto!

    Normalmente son los padres quienes cuidan de los hijos, pero a veces, Dios sabe que necesitamos un plus...un angel que nos guíe aunque no le veamos...y encima, tiene la misericordia de dejarnos saber que es así...y que está ahí, para levantarnos en momentos tan duros, como los que tuvistéis que pasar.

    Para Dios...no hay reglas...es la libertad al máximo, entendida de un modo que se nos escapa, pero que ciertamente nos salva.

    Hijos para la Vida Eterna...un pequeño pueblo, como el vuestro, vuestra casa, para ser luz en medio del destierro de este mundo tan paganizado.

    Me he puesto un poco escatológica...pero es tan grande el misterio de la Vida.

    Un abrazo, me ha emocionado y aunque sabía la historia, también, me ha iluminado mucho.

    ResponderEliminar
  13. Os dejé un pequeño premio...se me olvidó ponerlo antes.

    ResponderEliminar
  14. María Jesús, simplemente precioso, como siempre, me has dejado pensando y rezando.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Muy bien esta entrada, ya que en ella va puesto tu corazón de madre, y eso en estos tiempos es de valorar y admirar.
    Con todo mi respeto y admiración

    ResponderEliminar
  16. María Jesús, sí lo pasaron mal, pero eso lo suponemos y nos vamos enterando de más cosas con los años, sobre todo yo que soy la única hija que es madre. Gracias a Dios mi hermano Nacho no se hizo esperar mucho, a menos de un año de la muerte de Santiago, nació él y luego 5 mujeres.
    Cecilia, desde Asturias

    ResponderEliminar
  17. Yo no supe que existían los ángeles hasta que mi abuela Ángeles se convirtió en uno de ellos. Vosotros tenéis a vuestro ángel José, que cuidará siempre de vosotros. Va una oración por él, de mi parte.

    ResponderEliminar
  18. Y yo quejándome de que llevo noches sin dormir..., qué vergüenza.

    Hacéis mucho bien con vuestro blog, os animo a no dejarlo, siempre que paso por aquí aprendo algo.

    ¿Qué tal Isabel? Un beso fuerte para ella y decidle que vale un montón, que hacen falta muchas "Isabel" hoy en día, le deseo suerte en el trabajo.

    ResponderEliminar
  19. Hola amigos, tenéis un premio en nuestro blog, esperando ser recogido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Querida María Jesús:

    Me has hecho llorar a moco tendido, y sabes muy bien, que te comprendo perfectamente. Un hijo, nunca se olvida, aunque no lo tengas contigo, precioso post, que me ha hecho revivir, todos mis sentimientos, un beso amiga y no cambies.

    Por cierto:
    Tienes una noticia en exclusiva en mi blog, espero que sea de tu interés.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Yo, como todos los demás, admiro muchísimo la paz (aunque esté llena de dolor) con la que habláis de vuestro angelito del cielo...
    Lo que pasa es que, como mamá primeriza, que aún está esperando con su bebé dentro... me doy cuenta de que el dolor quizá es un poquito (sólo un poquito) más llevadero cuando, como decís vosotros, tenéis otros hijos a los que abrazar...
    Yo no me imagino perder a mi pequeña María... Aunque sé que lo que suceda, siempre será lo mejor, pensado para nosotros desde la Eternidad...
    (Fdo. la leonesa!)
    (Por cierto, resulta que mi prima va a clase con un hijo vuestro! este fin de semana, contándome cosas de sus compañeros, llegué a la conclusión de que hablaba de vosotros!!!!)

    ResponderEliminar
  22. No os preocupéis, que estoy tranquila... Vuesta entrada es preciosa y no sólo no me pone nerviosa, sino que me ayuda a tener los pies en el suelo...
    María vendrá cuándo y como Dios quiera... y yo tengo que ser valiente!
    (Y si me pongo nerviosa, me va a doler mucho más -según mi médico- así que más me vale relajarme, jajajaja).
    Mi prima se llama Camino y tiene 14 años...
    ¿Todos tus partos han sido difíciles?
    Pues para ser tan difíciles, ¡te han salido todos requete guapos! (es que lo bueno se hace de rogar...)
    A ver si nos contáis alguna anécdota, que seguro que tenéis anécdotas bonitas de cuando han nacido vuestros niños... Como la de Santa Teresa, que es la bomba!!!! (qué cosas pasan en la vida...)

    ResponderEliminar
  23. Ser madre y corredentora. ¿Hay algo más grande?

    Desde luego que no. Las mujeres teneis, particularmente en estos momentos de confusión, la llave del futuro; y no hablo de biología.

    Un besazo gigantesco (con el permiso de D. Luis, claro está).

    ResponderEliminar
  24. Tengo la piel de gallina, me ha gustado como lo cuentas...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. hola¡¡

    Gracias por visitar mi blog. Me encanta vuestra familia. La entrada me ha impactado un poco. No tengo mucho tiempo para comentar...pero prometo pasarme pronto.

    Besotes

    ResponderEliminar
  26. Mi mamá también perdió un bebé, hubiera sido mi cuarto hermano menor, fue muy duro. Siempre he intentado pensar cómo lo sentirán las madres, pero es imposible. Solo ellas tienen la fuerza espiritual para soportarlo. Otro punto para Dios jaja. Aun estoy dudando si pasarle esta entrada a ella, no sé que tal le venga. Y no dudes que lo abrazarás.

    ResponderEliminar
  27. No alcanzo a pensar en el dolor que pasasteis en ese trance.
    Ya sabes que la vida no nos traiga lo que podamos soportar.
    Admiro tu entereza al contarlo.

    Gracias por la visita y me encantará saber que me escuchas este viernes,espero que te guste el programa.
    Un saludo desde esta nuestra ciudad.
    Cris.

    ResponderEliminar
  28. En primer lugar: Ahora sí que son oficialmente los blogeros más envidiados: Son los FAVORITOS de D. Enrique!!!! (envidia de la buena...)
    Yo nunca perdí a un bebé, pero me inmagino lo difícil que habrá sido... Ojalá cuando llegue un momento difícil, Dios me condeda la mitad de la serenidad y abandono de ustedes!

    Un abrazo desde Guatemala.

    Por cierto, la chica con la que se encontraron en Lourdes, de soltera se apellida González? Si es ella, mi esposo sí la conoce... Que chiquito es el mundo!!!!

    ResponderEliminar
  29. Precioso!!,
    buscaré un blog que me ha recordado vuestro post que seguramente os gustará conocer.
    Os importa que os enlace al mío?
    Se que no tiene nada que ver pero, me gustaría seguiros mas de cerca.
    Un abrazo
    Montse

    ResponderEliminar
  30. Gracias a Cornelius ( el dueño del rinconcito cultural en mi familia bloggera), que me ha encontrado el enlace aquí está lo prometido.

    http://miprincesaainhoa.blogspot.com/

    No pude evitarlo y releí...
    Es desgarrador, pero con tanto amor...
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Qué lindas cosas han hecho, amigos. Qué lindo relato de algo tan triste, pero tan esperanzador.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Creo que tu hijo José fue el mejor regalo de Dios, creo que decidió regalarte un ángel ya que le estás cuidando también a sus(tus) otros 10 hijos. Eres un amor de madre, y el genio imagino que es necesario,además, el genio que se expresa con amor ayuda a espabilar y a mejorar, el genio sin amor ese si que es malo, y tu tienes mucho amor. Descubrí ayer vuestro blog y no te imaginas, me habéis hecho llorar de emoción ya 2 veces!!! Me lo estoy leyendo entero!!! aunque no debería porque tengo muchísimo que haceeerr!!! Un saludo. Luisa.

    ResponderEliminar