sábado, 24 de septiembre de 2016

Carta de Andrea

Soy Andrea, supongo que no se acordará de mi ya que somos muchas las que pasamos por su consulta. Me vio por primera vez en la semana 21 de mi embarazo. La eco detectó una ventriculomegalia en mi bebé y que por estar asociada al Síndrome de Down nos recomendó realizar una amniocentesis. Le explicamos que descartábamos esa opción, ya que esa prueba no busca una cura sino todo lo contrario, y nosotros tendríamos el bebé en cualquier caso. Lo cual usted respetó sin insistir en ello nunca más, y yo se lo agradezco.

Volvimos en tres ocasiones más, y su forma de proceder siempre nos tranquilizaba, hasta que en la semana 32 nos dijo que la ventriculomegalia había desaparecido del todo, y que si fuera la primera vez que me veía, no hubiera sospechado que en su día mi bebé la hubiese tenido. Benditas sus palabras!! Que buen verano y fin de embarazo pasamos gracias a usted!! 

Andrea (así se llama mi hija), nació el 18 de agosto en la Milagrosa con el Dr. Estaca, y es el bebé con Sindrome de Down más rico del mundo, estamos felices con ella, y sin duda es para nosotros una bendición de Dios. 

Le escribo para darle las gracias por no haber visto nada en las ecografías. Se que suena raro, pero si no vio nada es porque mi bebé está muy bien. Su corazón, que con tanto mimo usted examinaba en cada ecografía, está perfectamente, tal y como usted dijo. Se que si hubiéramos descubierto esto durante la gestación, no habría disfrutado de igual manera de mi embarazo. Y sin embargo, cuando la pediatra me comunicó que mi hija tenía Sindrome de Down, no voy a negarle que fue un shock terrible y que lloré hasta deshidratarme, pero en cuanto la cogí  en brazos y le vi la cara redonda, la misma que me había enseñado usted en la primera eco, se me encogió  el corazón y fui la persona más feliz del mundo. Si usted me hubiera dicho en la semana 28 que mi hija tenía Sindrome de Down, tendría que haber esperado aun 12 semanas para experimentar esa alegría, 12 semanas que seguramente hubiera pasado angustiada... así que de verdad le doy las gracias.

Todo esto se lo escribo porque en su día nos dijo que le enviaramos una foto de Andrea si todo salía bien, así que aquí tiene la foto, y comprobará que no pudo salir mejor.

Le mando un saludo,

lunes, 19 de septiembre de 2016

los veranos que he vivido yo


Cuando todos erais pequeños buscaba la forma de manteneros atareados: clases de natación dibujo, música...  Eran vacaciones de verano muy trabajadas: poca playa, mucho coche para viajes formativos, peregrinaciones, cursos de orientación familiar,... Pero sobre todo, ni un respiro. (había que sacarles jugo)

Pero con los años los veranos fueron perdiendo en agitación. Este año ni siquiera nos movimos esperando vuestra llegada al Montico. Arreglé todas las bicis, puse a punto la moto y el suzuki y llené  la parcela de columpios, redes para el abordaje, hasta pusimos un carajo Pirata y una cama elástica... para un verano total, pero casero.

Y vinisteis, todos acompañados con vuestros hijos, amigos; dejando un rastro tan gratificante que, cuando os fuisteis, odie el silencio. Que majos son vuestros novios, vuestros amigos… Que bestia el cura, amigo de Fran, experto en artes marciales, ex-soldado de asalto... que marcha nos imprimió, especialmente aquella noche que estampó el Suzuki contra un chopo del río. (aún está en el taller). Que personajes tus amigos Fran ¡. 


Se acabó el verano, que sin objetivos concretos, fue intensisimo. Se gastó en escapadas en bici a buscar ranas, sentados en el río tirando piedras planeadoras, en incursiones al molino en ruinas, o pescando en medio del rio desde el suzuki.

Que dulce esta reedición de la infancia

Ojala que puedas conocer los veranos que he vivido yo y esos libros viejos ...



jueves, 15 de septiembre de 2016

De vuelta


Me emociona que alguien me siga cuando casi no soy capaz de seguirme a mi misma.
 
Este blog tiene el sentido de publicar anécdotas que ocurren a diario en las familias y que se multiplican en las numerosas por razones evidentes.

Disfrutar de esas anécdotas, a veces tristes, pero casi siempre alegres cuando hay niños pequeños es una delicia que quisimos compartir. El problema es que cuando la familia se extiende la mayoría de los post serían referidos a los nietos y me preocupa entrometerme en la vida de otros.
 
Ha sido un verano fantástico, que hemos pasado en León conviviendo con los nietos y los hijos. Sólo una escapada de fin de semana para llevar a la madre de Luis a una casita en la playa y otra para recogerla.
 
Pero hemos vivido la JMJ a través de los cinco hijos pequeños que acudieron a Polonia y contemplado paisajes maravillosos a través de fotos de los viajeros. Es como si la vida se prolongara y se expandiera ...
 
Prometo reanudar el blog, sobre todo porque este año nos matricularemos varios de la familia en algunas asignaturas del Máster de Juan Pablo II de Alcalá y estoy convencida de que habrá mucho que contar.

jueves, 7 de abril de 2016

A UN ANONIMO

Espero que la "enfermedad mental" que me atribuyes y por la que parimos como conejos siendo humanos no sirva ademas para crear enfrentamientos. Reconozco que  tu afirmación es irrebatible desde el sentir actual. Y si añades las necesidades reales que hay para sacar a muchos hijos adelante …   que me consideres enfermo mental es poco para el gusto actual.

Pero créeme he experimentado después de tener 10 hijos el  efecto contrario al que cabría esperar y que resumiría en que si te pones a favor de la vida, la vida se pone a tu favor. 

Si nuestros hijos hubiesen padecido la tercera parte de tropiezos que les suceden a los hijos únicos hubiésemos muerto atascados, muy al contrario. Entre ellos existe un apoyo que se sustenta en el ser (hermano) propio de la familia y no en el tener (interés) propio de los extraños. Con una convivencia estrecha y de favor han obtenido una experiencia para cualquier trato y para distinguir a los lobos de las ovejas. Se lanzan a la vida sin necesidad de claudicar a las modas que les exija la calle para ser aceptados (… que muchas veces acaba en sumisión a sus propios verdugos), porque en familia ya han sido aceptados incondicionalmente: sin tener que demostrar nada.

 Posiblemente la raíz de tu enfado está en ese algo que ya entendías de esto que digo y que careces. Sino ¿porque indignarse con un comportamiento que al único que "machaca" es al que lo practica ?

lunes, 4 de abril de 2016

Agua para el chocolate

El Colegio de Pediatras de Estados Unidos ha publicado un informe, cuyo primer y tercer apartado dicen:

“La sexualidad humana es un rasgo biológico objetivo binario: XY y XX son marcadores genéticos saludables, no los marcadores genéticos de un trastorno. La norma del diseño humano es ser concebido como hombre o como mujer. La sexualidad humana es binaria por naturaleza, siendo su finalidad obvia la reproducción y crecimiento de nuestra especie (…) Los individuos con trastornos del desarrollo sexual no constituyen un tercer sexo”.
 “Cuando un niño biológicamente sano cree que es una niña, o una niña biológicamente sana cree que es un niño, existe un problema psicológico objetivo en la mente, y debe ser tratado como tal”.

lunes, 28 de marzo de 2016

La Gran Manipulacion

Los poderes políticos se han adueñado de la institución del matrimonio incluyendo en ella relaciones de todo tipo. Es claro el propósito de construir una naturaleza humana alternativa, imponiéndola a través de leyes, disfrazando errores y miserias humanas bajo apariencia de progreso y libertad.

Las consecuencias de este proceso de destrucción son evidentes: el desprecio de los valores y de la vida, la apropiación del otro, la ausencia de alegría, la desesperanza... Destruyendo a la familia, ámbito de formación de la persona, se domina fácilmente al hombre, que queda desprotegido, sin principios, sin cobijo.


Creo que cada uno de nosotros nos podríamos considerar víctimas de esta situación pero también responsables de no luchar contra esta mentira, responsables de nuestro silencio, quizá, incluso, de nuestro voto. Responsables de doblegar la verdad a nuestros intereses, a nuestra comodidad a nuestro miedo.

PENSAR POR LIBRE


Mi padre me ha pedido que escriba algo acerca de los animales y su dignidad. Pero me da a mi en la nariz que a el le importa bastante poco el asunto en si, si no más bien expresar el mensaje oculto, porque me temo que ha caído en la trampa de quienes se la tendían. Pero no es muy preocupante, porque la trampa no surtirá efecto.

Está acostumbrado, como lo estamos todos en casa, a leer a ese tipo de escritores como Chesterton, a los qué solo se les entiende cuando de antemano ya se sabe lo que quieren decir. A esa clase de personas que no intentan crear nada nuevo aunque tengan suficientes capacidades para ello. Al contrario; han encontrado una verdad que se extiende a lo largo de un tiempo sin límite y cogen el relevo de su revelación. Es un conocimiento heredado entre suspiros, incluso antes de haber nacido. Trasmitido de generación en generación a través de los intersticios de la debilidades humanas. Una verdad terrible. Un sufrimiento hermoso. Una verdad contada una y otra y otra vez que por su infinitud siempre se nos antoja nueva.
Es por eso que los más novedosos ataques hacia la dignidad humana son solo una ligera molestia para él: ni siquiera los entiende.
Cuando se habla de dignidad hay que hablar también de la ética. Y si bien se puede decir sin mucho cuidado que la ética es el estudio de las acciones humanas en cuando su valor moral (bueno o malo), no me arriesgaré a decir nada acerca la dignidad. La dignidad es un constructo, y diga lo que diga me lo podrán echar por tierra; asi que me limitaré a poner un ejemplo que he comprobado en varios idiomas.
Cuando he preguntado a algunas personas „qué es para ti la dignidad“ (o „Was ist die Würde für dich?“ hablando con alemanes), a pesar de las diferencias culturales, muchas personas describen automáticamente la imagen de una anciana con dificultad y dolores para andar, que tras una vida de lucha aún sonríe a los más jóvenes, en un intento sucinto de alargar su inocencia. La dignidad es una de esas maravillas que nos superan hasta tal punto que nadie puede la describir pero que cualquiera puede señalar. Una de las maneras de hacer libres a los seres humanos fue regalarnos cosas tan asombrosas y hacernos a nosotros tan limitados que pudiésemos rechazarlas con el pretexto de que las veamos imposibles.
Bien; volvamos a la anciana sonriente: Esta mujer sonríe por alguna razón. A pesar de la vida, que al parecer nunca ha sido fácil para nadie, y a pesar de los errores, de los que tampoco nadie está exento, esta mujer sonríe. Este punto es del todo importante, porque hasta me arriesgaría a decir que si esta mujer no hubiera pasado por esas dificultades ni hubiese cometido esos errores, la anciana no podría sonreír de esta manera. El motivo subyacente es tan simple como que no se puede tener fe (en lo que sea) sin tener al mismo tiempo dudas, ya que es necesario hacerse las preguntas para encontrar las respuestas. Y es por esa razón que muchas veces sucede que cuanto más profundas las dudas, más arraigada la fe. Y es exactamente así como funciona también el aprender a aceptarse a uno mismo: para a aceptarse primero hay que empezar por el punto en el que no te aceptas, ya que si no el proceso de aprender a „aceptarse“ no tendría punto de partida, y para eso primero hay que haberse conocido. Haberse conocido de verdad, en la desnudez del corazón y en la fragilidad del alma. Ese momento en que te haces consciente de las repercusiones de tus actos, e incluso puedes llegar a despreciarte por la persona que eres o aquello que hiciste.

El lado opuesto a esto es que una vez que sabes que tus actos tienen consecuencias y sabiendo que eres libre para actuar, decides darle un rumbo u otro a tu vida, de tal manera que incluso aunque todo el mundo se derrumbe a tu alrededor tu sabes porqué hiciste lo que hiciste, y más allá de tus caídas, no será el mundo a tu alrededor, si no tu conciencia y el recuerdo de tu pasado lo que te consuele o lo que te atormente.
Por eso esta mujer sonríe, porque decidió libre y conscientemente y a día de hoy la libertad es la base de su día a día.
La niña sufrió. La mujer luchó. La anciana se perdonó. Esto es algo que no podría decirse de ningun animal.

No hablo de animales intencionadamente ni de su dignidad, porque no hay absolutamente nada que decir. Una de las definiciones de dignidad es „respeto debido“, y en concreto la dignidad humana es el respeto debido al ser humano por su capacidad de razonar (y de decidir sobre sus actos, conociendo sus consecuencias). 
Entendiendo la dignidad así, es absurdo intentar negarla a través de la razón, pues sería intentar negar la razón razonando, lo que es, desde un punto de vista completamente racional, ilógico, y desde un punto de vista algo más personal, gilipollesco.

Hablar de la dignidad animal es entonces absurdo, ya que estos no tienen semejante capacidad, lo que por otra parte no implica que hacer daño a un animal no sea indigno. Hacer daño a un animal por placer conculca la dignidad; pero no de la dignidad animal, si no de la humana, al ser el ser humano consciente como es del daño que hace.   FRANCISCO ROA PRIETO  (...se ha hecho mayor)

lunes, 14 de marzo de 2016

sobre el lenguaje sexista

En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es "atacante"; el de salir es "saliente"; el de cantar es "cantante" y el de existir, "existente". ¿Cuál es el del verbo ser? Es "ente", que significa "el que tiene identidad", en definitiva "el que es". Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación "ente". Así, al que preside, se le llama "presidente" y nunca "presidenta", independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción. 

De manera análoga, se dice "capilla ardiente", no "ardienta"; se dice "estudiante", no "estudianta"; se dice "independiente" y no "independienta"; "paciente", no “pacienta"; "dirigente", no dirigenta"; "residente", no "residenta”. 


Muchos de los hombres que se han asociado en defensa del género son: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto

 Porque no es lo mismo tener "UN CARGO PÚBLICO" que ser "UNA CARGA PÚBLICA".

viernes, 15 de enero de 2016

Universidad de Navarra

Navarra está gobernada por un "espectacular" cuatripartito (podemos, IU, bildu, NB) cuyo uno de los principales objetivos (bien sabido) es destruir a la Universidad de Navarra. Hoy toca quitar el concierto que tienen con la Clínica Universitaria

Los RoaPrieto (ninguno de la Obra) nos hemos formado como familia bajo el manto de esta universidad. Los padres somos antiguos alumnos junto con otros dos de nuestros hijos, otros dos está ahora y otros dos estarán cuando terminen bachiller. Hubiesen ido todos pero ingeniera no hay en Navarra 

 Me da dolor asco rabia... esto que intentan, en su descargó  intento pensar que no saben lo que hacen. 

Pero es que la ignorancia odia a la sabiduría como la estupidez a la inteligencia o la mediocridad a la virtud. Y por lo que se ve esta es su hora   porfa firmar esta peticion




miércoles, 13 de enero de 2016

Pesadilla después de Navidad

Ya te has ido Teresita....
... y ahora la vida se funde con la voz plañidera de la abuela, con el agobiante telediario. Silencio de corderos que solo te permite el miedo
Necesito que tu vitalidad me atropelle, necesito me pongas contra la espada, contra la pared, te me subas a la chepa y me pises la cabeza. Necesito tus humores mañaneros. Tus cabreos.
Pero ... te has ido Tati, Todos os habeis ido. Y otra vez, como siempre, el frio ha entrado en casa y el penar se sienta con nosotros en la mesa de la cocina

martes, 5 de enero de 2016

Noche Vieja en Fatima

Hemos repetido la experiencia del año pasado y que intentaré repetir el año que viene. 

No es muy convencional pero yo lo incluiría en los paquetes turísticos como opción de reposo y de comunicación tranquila, y es que... ni un ruido. Paz y cielo abierto

El día siguiente lo pasamos en Nazaré, que a 50 Kms de Fátima, presume de tener las olas más grades del planeta

Ademas coincidimos con Maite (en la foto con una de sus 5 hijas).  Y ahora en León descubro que allí también estaban Luis Jose con su familia y Marta Redondo con la suya;  cada uno por su lado y sin coincidir.



lunes, 28 de diciembre de 2015

Andres


Vergüenza me da no haberlo dicho antes.

El 9 de diciembre nació Andrés, tercer hijo de  Fernando y Nuria,  en menos de una hora desde que llegaran al hospital. Es menudin y tierno. 

En la foto os lo dejo en brazos de Teresa, a lado de su prima Teresita, (entre los dos no suman ni medio año). 

Tiene los ojos azules y brillantes, tan grandes como casi la boquita.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Miguel in Love


Miguel Covadonga y Medjugorge

lunes, 9 de noviembre de 2015

LA IMPRONTA DE LA FAMILIA

“La educación familiar marca al individuo para toda la vida, confiriéndole una impronta (estructura mental y maduración afectiva) que condiciona todo su futuro desarrollo humano y cultural. El ambiente familiar determina en el individuo los procesos de su constitución personal y de su adaptación a la sociedad. Todo lo demás que se vaya añadiendo a la educación es simple aditamento” (Quintana)

En la familia se educa de forma espontánea a través de las relaciones interpersonales que se desarrollan entre los distintos miembros de la familia. Se comunica experiencialmente, instruyendo, socializando y moralizando constantemente.

El amor incondicional que preside las relaciones familiares constituye el ámbito adecuado para experimentar emociones, ensayando errores y fracasos.  La confianza que los hijos tienen al saberse queridos les permite actuar con sinceridad sin miedo al rechazo. En este marco de amor las situaciones problemáticas son una excelente oportunidad para que el niño aprenda a tolerar el malestar que provoca la frustración y a hacer frente a situaciones adversas.

La educación familiar es fundamentalmente informal,  pero debe ser  intencional.Sonia Rivas advierte que por desgracia muchos padres ofrecen una educación “a ciegas”, dado que “consideran que pueden confiar plenamente en sus instintos, sin tener en cuenta que pueden equivocarse y sin tener en cuenta la complejidad de la acción educativa”.


Etimológicamente educar -”educere”- significa sacar fuera, extraer, elevar. Se trata, pues, de perfeccionar las facultades del niño, proponer dificultades y ayudar a su superación.
 
Para ello los padres deben establecer de común acuerdo criterios educativos, responsabilidades, horarios, consensuar castigos y recompensas.

La falta de previsión y de coordinación dará lugar a pautas mutables que dependan del humor de los padres, de las tensiones entre ellos o de la presión del entorno. Esta mutabilidad dificulta es desarrollo del sentimiento de seguridad en los hijos, que necesitan aprender en los primeros años de vida que conductas son buenas o malas, convenientes o inconvenientes.

Establecer límites permite al niño discernir entre lo que está bien y lo que está mal y crear su propia escala de valores.


Se trata de que los hijos crezcan en libertad y autonomía interior, de forjar su personalidad. Para ello los límites tienen que ser compatibles  con permitir que el niño decida por si mismo en un ámbito cada vez mayor mayor y las normas tienen que ser entendidas, establecidas en beneficio del niño y de la comunidad familiar y coordinarse con los distintos grupos familiares en que se mueve el niño.

Dentro de estos grupos familiares cobra especial importancia el de los abuelos. Miman a los nietos y no imponen límites pero deben respetar los impuestos por los padres. Su posición de soporte emocional puede amortiguar la tensión, posibilitando que el “rebote” del adolescente frente a la autoridad de los padres quede dentro del campo de la familia., sirviendo de puente de unión entre padres e hijos.

Los estilos educativos se clasifican según el control y la exigencia y el grado de afecto y comunicación entre padres e hijos en cuatro grandes grupos: el coercitivo, el social integrativo o democrático, el permisivo y el contradictorio o negligente.

Tan perjudicial puede ser la sobreprotección como el abandono. Para educar es necesario dedicar tiempo al hijo para  conocerle y acompañarle para que adquiera, ayudarle a adqurir hábitos que le permitan poseerse a sí mismo en lo pequeño para afrontar retos mayores.

La educación es un proceso gradual de responsabilización de seres libres, que implica que los padres deben asumir el rol educativo que les corresponde, que es el de padres y no de amigos, enseñando a los hijos a hacer lo que deben y actuando en consecuencia, dejando un amplio margen de libertad pero acompañando a los hijos en las decisiones importantes y respondiendo a sus preguntas.
Advierte Sonia Rivas que la falta de respuesta a preguntas legítimas de los hijos so pretexto de  no adoctrinar o no crear prejuicios en los menores deja abandonados a los hijos a la aventura o permite que se anticipen otros agentes educativos (TV o amigos, por ejemplo) con menos remilgos y escrúpulos.

Aránega y Guitart aconsejan como pautas educativas:
. Se debería fomentar en los hijos todas las capacidades que poseen y no sólo las más destacadas;
. Se debería facilitar que los hijos pongan en práctica sus capacidades, dejando que se equivoquen y ayudándoles a buscar recursos para encontrar soluciones;
. Se debería establecer límites sobre sus actuaciones y

manifestaciones a partir de la reflexión;

. Se debería estimular a los hijos para que se propongan objetivos que han de conseguir y animarles a que los logren;
. Se debería manifestar a los hijos lo que nos gusta de ellos, manteniendo un equilibrio entre su reconocimiento y las alabanzas excesivas.

Por el contrario, se debe evitar:
. No aceptar las características personales de los hijos;
. Querer que los hijos sean como nosotros somos o fuimos;
. Decir a los hijos que son incapaces de hacer alguna cosa;
. Comparar las capacidades, habilidades, éxitos o incorrecciones de nuestros hijos con las de otros , valorando más las características de los demás que las de ellos;
. Consentir que los hijos realicen acciones incorrectas para evitar conflictos con ellos.
MARIA JESUS






jueves, 22 de octubre de 2015

Náufragos

La vida es lo que queda después del último "naufragio".  



viernes, 16 de octubre de 2015

Padre de familia





¿Quién será el valiente o quizás temerario, que se atreva a tener mujer e hijos?, que ose formar una familia?. Todo está en contra del cabeza de familia, contra la vida de familia. Y solo él está literalmente comprometido con el mundo. Es el único aventurero…… Sólo él tiene quien lo ata: la mujer y los hijos. La enfermedad y la muerte lo pueden golpear en todos sus miembros ¿Qué importan a otros las guerras y las revoluciones, el futuro de una sociedad, los acontecimientos de la ciudad, la decadencia de todo un pueblo? No arriesgan nunca más que su propia cabeza.  El, al contrario, por esta familia, por su raza, por sus hijos, está comprometido en todos los sentidos en la ciudad futura, en como van las cosas, y asi con todo el pasado, con la memoria, con toda la historia. El que no tiene un hijo enfermo no sabe lo que es enfermedad, el que el que no ha visto morir a un hijo no sabe lo que lo que es duelo. Comprometidos por todas partes en los sufrimientos, en las miserias, en todas las responsabilidades, se vuelven pesados y torpes. Los otros corren ligeros, sutiles, libres de cargas, sin estorbo de equipaje. Todos desprecian al padre de familia. CHARLES PÉGUY