domingo, 26 de abril de 2009

Carmen

Parece que fue ayer cuando tuvimos la entrevista en el Colegio Mayor para tu admisión, aquel día me di cuenta de que no te habíamos educado en la diplomacia. Gracias a Dios te aceptaron. 

Día a día has sabido seguir creciendo... en esa rebeldía que te hace tan especial, haciendola más auténtica, más incombustible … hasta el punto que a tu padre y a mi nos da envidia no haber aprovechado como tu este tiempo que estas viendo: tus resultados en los estudios, tu disposición para la familia, tu imprudencia no callándote la boca, tu prudencia rectificando, con tu dulzura, con tu vanidad, con tu duda, con tu Fe, con tu miedo, con tu Virgencita del Carmen (desgastada a besos) …

Cuando eras niña te quejabas de las intransigencias de casa, pero si vosotros os estrenabais como hijos nosotros lo hacíamos como padres, hemos crecido juntos y en ocasiones hubo que corregir el rumbo, sobre la marcha hemos tenido que aprender a educar ..o tal vez ... nos habéis educado?. 

Ayer asistimos a tu graduación con lo que se acabó tu  etapa universitaria, y me preocupa ese “pensar en el futuro” que noto te empieza a brotar. Supongo que sea un lapsus y que sigas afrontando la vida con la misma rebeldía de siempre, con ese vivir sin red, Carmen sigue haciendo puenting, porfa, no cambies aunque nos mates a sustos.

Nunca pensé ver recompensados tan pronto y tan abundantemente nuestros esfuerzos. Realmente no os merecemos.


14 comentarios:

  1. Felicitaciones a Carmen.
    Y claro, a sus padres, que han velado por ella.

    Besos Familia.

    ResponderEliminar
  2. Humm... has puesto el puntito de humanidad al levantarme; gracias.
    Muchas felicidades

    ResponderEliminar
  3. Muchas felicidades para ella y para todos vosotros.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Qué carta más preciosa. Con esa cara, seguro que sigue haciendo puenting y teniéndoos a todos en vilo… Un abrazo, familia.

    ResponderEliminar
  5. Mi enhorabuena y a por todas Carmen, seguro que tu puedes con todo, no sólo por como eres segun describen tus padres sino por el apoyo incondicional de tu familia. De nuevo Felicidades.
    Besos a todos.
    Paloma

    ResponderEliminar
  6. ¡¡¡ENHORABUENA, CARMEN!!! Y SIGUE SIENDO SIEMPRE TÚ MISMA, NO TE CONOZCO PERO SÉ QUE ERES MARAVILLOSA. UN BESO.

    ResponderEliminar
  7. Realmente si os los mereceis y viceversa.
    Es la vida.
    ¡Ah,y que mando para León un paquete de clinex o sábada de algodón para que os limpieis la baba!
    Besazo grande para todos Chicos de León.

    ResponderEliminar
  8. Mi enhorabuena a Carmen y a vosotros por supuesto y... ¿me dejais deciros un secreto?
    me habeis arrancado una furtiva lacrima, y la piel la tengo erizada, pero os aseguro que no de frío...
    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¿Qué se puede decir si ya está todo dicho? Como siempre, María Jesús, no se puede decir mejor de lo que tú lo haces. Sólo sumarme a las felicitaciones a Carmen por no cansarse de luchar y a vosotros por hacerla una buena luchadora...

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Tu no tienes una hija tienes un tesoro, además es guapisima, por cierto ¿tiene novio?, si no lo tiene puedes hablarle de mi,jeje. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Está guapísima Carmen. Ella es la que estuvo en la India el verano pasado, no?

    Montón de felicidades a todos.

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena a Carmen y a toda la familia, me imagino lo orgullosos que estarán, no es para menos!.
    Cecilia I.

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué preciosidad de niña y encima graduada!
    No os quepa la menor duda, amigos, que los hijos terminan enseñándonos a educarlos pero sin embargo, al final, terminan siendo una proyección de nosotros mismos.
    ¿Quién sabe educar a los hijos antes de haberlos tenido? Nadie. Al final son ellos que con sus problemas, sus alegrías y sus tristezas nos enseñan a ser padres.
    Felicidades a vosotros por esa hija y a la "niña" felicidades por su graduación.
    Un beso.

    ResponderEliminar