domingo, 21 de diciembre de 2014

El follón de la Navidad


 Están llegando los que viven fuera, se nota en las lavadoras, la plancha, las comidas, pero también en las risas y las precipitaciones que llenan la casa. La vida se hace más intensa y en gran medida el sobre-trabajo recae en Mari Carmen, la señora que trabaja en casa.

El espíritu de esta mujer me conmueve. Entendería que a Mari Carmen no le gustase la situación, sin embargo está deseando que vengan y se entristece cuando se van. Lleva en casa 11 años y es una más de la familia. No es que la hayamos adoptado. Ella tiene una familia estupenda. Es ella la que nos ha adoptado a nosotros.

Quiero preocuparme de que no tenga demasiado trabajo. Porque las comidas y los extraordinarios de estas fechas hacen que las personas queden en un segundo plano. Es cierto que la intención es acoger a los nuestros pero lo accesorio adquiere a veces tanto protagonismo que ahoga lo principal.


2 comentarios:

  1. Feliz navidad a todos. También a María Carmen

    ResponderEliminar
  2. ¡Vivan las "Mari Carmen" de tantas familias!
    ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar