miércoles, 20 de noviembre de 2013

La sonrisa silenciosa



Tal vez sea porque nunca nada acaba mal o porque cuando nos despertamos vemos las cosas de otra manera, pero hay algo seguro y es que los buenos recuerdos permanecen y los malos se borran. Lo sorprendente es que aunque todo sea negro en nuestro entorno, nuestro interior dejará ver esa sonrisa brillante que sale de nosotros sin apenas quererlo. Esa sonrisa que a veces se escapa y queremos esconder, esa sonrisa fruto de los recuerdos, surgida de nuestra intimidad más profunda y de nuestras luchas más inconfesables. Ante ella, el resto preguntará: “¿De qué te ríes?” Se equivocan, no es una risa, es mucho más, es tú vida.  
Cada día al levantarnos reiniciamos nuestra memoria a corto plazo con las angustias del día anterior pero no es una información útil. Porque lo cierto es que el hombre tiene una llamada para ser feliz, que es lo único que permanece, por eso dicen aquello de que todo tiempo pasado fue mejor…


Y es que ahora toca ocuparse de los pequeños problemas del día a día porque los grandes posiblemente no podamos arreglarlos y además si algo va mal, es porque todavía no ha acabado. Manuel Roa

6 comentarios:

  1. Si no han ganado los buenos es que la peli aún no ha terminado.

    ResponderEliminar
  2. De tal palo tal astilla. Encantada de conocerte, Manuel.
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. ¡Claro que sí!
    Tienes cara de noble*, lo cual no quita que también parezcas peleón. Triunfarás haciendo prosperar a mucha gente: ¡tú sabes y convences!

    *Quinta acepción RAE

    ResponderEliminar
  4. Nuestro cerebro funciona así, tiende a borrar las experiencias negativas. Lo diseño Dios, se nota.

    ResponderEliminar
  5. Con permiso y espero que no os importune, en cuyo caso lo borráis y no me debéis ninguna explicación:

    OFF TOPIC:

    OFF TOPIC: OJO! AL DATO QUE ESTO NOS ATAÑE MUCHO A TODOS LOS CATÓLICOS, EL BORRADOR DE LA NUEVA LEY DE SEGURIDAD:

    Infracciones muy graves (multa de 30.001 a 600.000 euros)

    - Convocatoria y asistencia a manifestaciones con finalidad coactiva e inobservancia de la legislación electoral desde que haya finalizado la campaña electoral hasta el fin de la votación. (Un ejemplo fue lo ocurrido el 13-M tras los atentados del 11-M)

    - Perturbación muy grave del orden en actos públicos, deportivos, culturales, espectáculos, OFICIOS RELIGIOSOS u otras reuniones numerosas.
    ---------------------------------------------------------------------------
    Es decir el que impida una misa o procesión, le puede costar muy cara la cosa. La izquierda está que trina con este artículo. Dicen que ha vuelto el nacionalcatolicismo.

    Si no fuera muy grave, podría quedar en grave de la siguiente manera:

    Infracciones graves (Multa de 1.001 a 30.000 euros)

    - Concentraciones no comunicadas ante instituciones del Estado como el Congreso, el Senado, los Parlamentos autonómicos o los altos tribunales, aunque no tengan actividad y cuando se perturbe la seguridad ciudadana.

    - Perturbación grave del orden en actos públicos, deportivos, culturales, espectáculos, OFICIOS RELIGIOSOS u otras reuniones numerosas.

    BIEN, BIEN, BIEN POR EL PARTIDO POPULAR. Si bien les he criticado la tibieza en eL caso del aborto, en esto lo han hecho de matrícula de honor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar