sábado, 24 de julio de 2010

¡QUÉ VIDORRA!


A los padres nos molestan mucho más los comentarios negativos cuando se dirigen a nuestros hijos que cuando el objetivo somos nosotros.

Me duelen los comentarios envenenados que "acusan" a Isabel de tenerlo todo muy fácil.

Isa se levanta entre 6 y cuarto y 6 y media de la mañana, se arregla ella y después despierta a su hija, la viste, la da el desayuno y la deja en la guardería antes las 8, en que comienza su jornada laboral. Se toma su trabajo en serio porque es muy responsable y llega a casa a las cuatro y media sin comer, después de recoger a Elena.

Muchas veces las ojeras delatan su cansancio, las noches sin dormir los días en que Elena se despierta con terrores nocturnos.

Me impresionó su constancia para terminar 5º de carrera, aunque su jornada laboral entonces se prolongaba hasta las 7 de la tarde, su tesón en revisar una y otra vez el proyecto, muchas veces con Elena en brazos, por eso me alegré tanto cuando la concedieron Matrícula de Honor.

Pero lo mejor de todo es que Isa sonríe siempre porque es feliz, tiene una joya de niña a su cargo y una familia que la quiere incondicionalmente. Cuando sabes que alguien te quiere así la sonrisa te brota en los labios y si estás seguro de que muchos te quieren sencillamente porque sí, como se quiere a los de la familia, esa alegría se refleja y muchas veces provoca envidia.

Pocas chicas a su edad llevarán una vida tan sacrificada, pero quizá sea cierto que aunque esté llena de complicaciones, de fatigas y de incomprensiones, la vida es más fácil cuando te sabes querida.

Por cierto, querer incondicionalmente no es dar siempre la razón sino ayudar a ser cada vez mejor.

19 comentarios:

  1. Efectivamente. Yo también tengo esa vidorra y me encanta!!! Si no te "cuida" tu familia, quién lo hará, ¿los que critican?, lo dudo...

    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  2. Dar la razón es evitarse problemas y con ello no ayudas sino todo lo contrario.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ya querría una chica así para mi hijo mayor...

    Lo que pasa es que el mió todavía es un poco joven; solo tiene 15 años.

    Un abrazo a toda la familia

    ResponderEliminar
  4. Pues por lo que he leído en tu blog, Isa es una valiente. Así que felicidades, y ojalá que su ejemplo sirva a muchos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es cierto que, gracias a vuestro apoyo, lo tiene más fácil que otras en su situación pero... también ella pone mucho de su parte y eso es lo que se refleja en su sonrisa.Enhorabuena a ella, a sus padres y a Elena.

    ResponderEliminar
  6. Precioso AMIGA, y si lo tiene "fácil" que podríamos comparar a "controlado", ahora, también lo tuvo difícil en su momento.
    Es una chica que ha vivido deprisa, y se ha formado con buenos maestros.
    Quizás ahí sí que fue afortunada.
    -----
    Cierto que lo que hacen a los hijos nos afecta más, tanto positiva como negativamente a los padres.
    Si yo te contara...
    Me he ido. Volveré, pero no sé cuando.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Responsabilidad es la clave. Tu chica es responsable y actúa en consecuencia, pero ayudada por el amor de los suyos debe vivirse de otro modo.
    Un beso a todos los actores de este post.

    ResponderEliminar
  8. no doy credito al saber que alguna vez alguien se ha atrevido a decir a Isabel que tiene una vida facil.

    fijate que de se me caen las lagrimas...y creo que es de rabia! fácil?? fácil criar un hijo sola? yo, y eso que me ha me ha tocado siendo ya mas mayor, aseguro y doy fé de que es hermoso, gratificante, y muchas mas cosas pero facil doy fé que no.

    Isabel, eres una crack! (y Elenita está de robar por cierto)

    ResponderEliminar
  9. Bueno, en la línea de lo comentado... No creo que debamos hacer un debate sobre si Isabel lo tiene fácil o difícil porque la vida de cada uno es de cada uno y cada uno es como es... Lo que sí tengo claro es que trabajar, estudiar y criar un hijo a la vez no es fácil en ningún caso. Y siendo mujer menos. Y siendo joven menos aún.

    Como dice el gran Ashlan en la segunda entrega de Narnia "las cosas nunca pasan de la misma manera" y no sabemos cómo sería la vida de cada uno en otras circunstancias, con otras decisiones tomadas... Pero sólo podemos mirar hacia adelante e Isabel lo hace de cine. Juntos mucho mejor. La familia unida. Y la enana creciendo feliz. Cada una de sus sonrisas es un triunfo que cuesta muuuuucho trabajo. Ánimo y besos a todos.

    ResponderEliminar
  10. Suscribo totalmente tus palabras. Isa es una mujer admirable, como su madre.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Isa es, es es.......¡¡¡¡¡¡¡LA LECHE!!!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Mi enhorabuena.
    Y estoy contigo, tu hija da envidia.

    ResponderEliminar
  13. No hay que hacer caso de los comentarios negativos, son de aquellos que no saben construir porque es, precisamente, lo que verdaderamente cuesta.

    ¡Enhorabuena por su familia!

    ResponderEliminar
  14. ¡qué inmensa fortuna, 10 hijos!. Acabo de descubrir vuestro blog gracias a Sol y creo que va a gustarme mucho.
    Besos, una gran hija y estoy de acuerdo, tiene una vida fácil..., porque os tiene a vosotros.
    Lou

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que los que quieren de verdad, no se atreven a juzgar, y siempre piensan que, aunque sepan, hay cosas que se escapan de nuestra apreciación. Demasiada gente es muy dada a enjuiciar a los demás, y para colmo, sin base sobre las que sustentar ese juicio.
    Un beso de viernes. ¿Estás un poco más descansada?

    ResponderEliminar
  16. ¿Fácil acabar una carrera, trabajando y con una hija pequeña? Otras sí que habrían escogido el camino fácil de renunciar a la maternidad, o a los estudios...

    Me parece un ejemplo ver una persona de esta edad que asume sus responsabilidades. Claro que lo que ha visto siempre en casa es eso. De tal palo... tal astilla!

    ResponderEliminar
  17. No es oro todo lo que reluce.

    Ni reluce todo lo que es oro.

    Papi y mami no siempre estarán ahí, tenlo en cuenta, Isabel.

    Enhorabuena por Elena, es maravillosa.

    ResponderEliminar
  18. Por lo leído y entendido, vuestra hija tiene la suerte de contar con el apoyo familiar y eso la ha permitido seguir estudiando, trabajar y cuidar de su hija. Esto sería lo ideal para todas y cada una de las madres solas, pero por el simple hecho de que no sea asi, no se puede decir que tiene una 'vidorra'...

    Ayudandola en estos años duros, de juventud y de despertar, garantizais su futuro y el de vuestra nieta, o al menos un futuro más estable y prometedor.

    Sería mejor abandonarla a su suerte?...No sé cómo puede haber gente que critique algo como que los padres ayuden a sus hijos...

    S.

    ResponderEliminar