sábado, 10 de mayo de 2008

Luis en el psicologo

El psicologo nos aconseja que durante 3 dias tomemos datos concretos del comportamiento de Luis para su estudio. Este es el resultado del primer dia

Le mando hacer un trabajo pero lo deja cada poco para jugar con sus hermanos. Se lo prohíbo seriamente y lo acepta, se resigna ..pero al momento vuelve a salir pidiendo el turno de juego a gritos.
Le pido que me traiga el móvil y me trae el chocolate que tengo escondido (para que lo reparta).
Le toca que recoger la mesa, y lo hace lo mejor que puede, pero deja todo perdido. Se empeña en traer de postre arroz con tomate y bonito y convencido de que lo vamos a comer.
El sábado viendo una película del lejano oeste subtitulada exclama “Ah… pero ya entonces habían inventado el ingles”

5 comentarios:

  1. Paciencia, mucha paciencia.

    Por lo demás, sin ánimo de pontificar ni cosa por el estilo, me fío más de mi párroco y mis buenos amigos que de el psicólogo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajajajaaa

    Me recuerda muchísimo a Fernando, un alumno que tuve hace 2 años... Era un cielo de niño, pero era de lo más hiperactivo. Mantenerle sentado en la silla ya era toda una proeza, así que no te cuento nada sobre intentar enseñarle algo...y tenia cada "puntazo" (como éste del inglés...).

    Seguramente lo que tiene es un trastorno por hiperactividad (o TDAH como se le suele llamar). Es algo un poco molesto para los padres y tutores, ya que obligan a estar constantemente "encima" del niño, pero como aspecto positivo existe uno muy especial: esa maravillosa espontaneidad, esa magnífica y prolífica fuente de ideas que reside en su cabeza, aderezada por la hipnótica ternura y candidez de sus pocos años...una mezcla que nos hará reir tanto como desesperarnos (y a veces, hasta llorar, te lo digo yo).

    No critico el consejo de Seneka, solo te digo que los educadores somos personas preparadas y, en la mayoría de los casos, sabemos de qué estamos hablando. Estos casos necesitan atención psicológica y pedagógica cuando se detectan; de lo contrario, se acaban agravando.

    Un beso, Luis, otro para tu familia, y otro muy grande para ese pillo de ojos azules.

    ResponderEliminar
  3. Parece juguetón¿no?
    Lo cambio por uno de 17 que me tiene loca,je,je
    Salu2
    Luisa.

    ResponderEliminar
  4. ¿Que edad tiene Luis? Me describes a mi hija Lucía, a lo mejor es su alma gemela..JAJAJA

    Es broma, es que me ha hecho tanta gracia, llegué del Corte Inglés de recoger los uniformes perdidos, y encontrados cuando llego, se han equivocado me dan los polos de manga larga, tonta de mi por no comprobar allí, pero después de tres días sofocada por culpa de la locura esta, no se si leiste mi post de ayer, pues hija tenía unas ganas de irme, como será que el gerente del centro me ha puesto al pobre señor sastre de camisería a medida a coser los dobladillos de los dos pichis de Lucía, la pobre como siempre con el cenizo a cuesta, y es que se parece tanto a su madre. Pues lo que te decía, ha llegado a casa, se ha puesto histerica y cuando me doy cuenta, subo a la planta alta y me la encuentro, que había sacado todos sus libros y carpetas, mira mamá, mira cuantos libros, tengo muchos libros y es que ya soy mayor, está loca de contenta porque debido a unas obras va a ir al edificio donde su hermana Ana cursa primaria, la riño, y le digo, venga Lucia, vamos a ordenar el cuarto, que estaba ordenadito y ponte el pijama, los dientes y a dormir, porque cenar ya venían cenadas, me he vuelto para abajo a seguir revisando la maleta de la mayor y de buenas a primera se escucha: TACHANNNNNNNN, y nos aparece con todo el uniforme puesto, los zapatos aún con las etiquetas, y un moño conjuntando con el uniforme, y por supuesto los labios con mi lipgloss de Cristian Dior, que cuando no lo encuentro ella rápidamente se acuerda de que está en su cuarto y me lo trae, la he mandado a su cuarto y le he dado una bolsa para que se la llevara a Ana, que estaba arriba en su habitación guardando ropa en los cajones, cuando me doy cuenta, estaba en el sótano con el uniforme puesto y adivina, con el dobladillo descosido, después ha venido con la caja de bombones que he comprado esta tarde, y me ha dicho con esos ojos que parece que los expande y sus cejas arqueo arriba y abajo, mamá me das uno por favor es que hay que compartir sabes, pues eso han sido 40 minutos con ella, y es que campanilla es mucha campanilla.

    A mi padre, lo tiene loco, mira que tiene cuatro nietos, mis tres hijas y el hijo de mi hermano Gerardo, que tiene cuatro meses, pero campanilla es campanilla, mi padre dice que no lo puede evitar que le recuerda mucho a mi, y que claro ya que a mi me riñó tanto, pues que a esta a darle mimos, y me la malcria María Jesús, mira si me la malcria, pero te garantizo que por otro lado, esta trastilla te da la vida, sabes, es la ventaja de tener hijos cada uno aporta algo especial, y creo que cuántos más se tienen más cosas especiales se obtienen aunque haya que ser muy valiente para tener una gran familia. Mi hija Ana es una santita de momento claro está, muy responsable, me ayuda mucho cambia a Blanca, le da de comer, baña a Lucía cuando yo no puedo, es un sol, responsable, dócil, servicial, pero muy muy orgullosa, y con un gran sentido del ridículo demasiado diría yo, es como si se estuviera conteniendo todo el día, y eso tampoco es bueno, así que me gustaría que Lucía fuera más parada y Ana un poco más atrevida, y Blanquita, bueno esta ni te cuento, ya ha aprendido que si tiras del paño de la mesa del salón alcanzas todo lo que hay encima aunque te caiga en la cabeza, así que no te extrañes que cualquier dia yo también acabe en el psicologo con campanilla, de hecho lo pensé, que si no mejoraba la iba a llevar, pero no se le veo que dentro de su inmadurez, está claro que tiene tres años pero es muy infantil, está avanzando poco a poco, así que la seguiremos vigilando y a ver si de aquí al dos mil nueve que queda poco, la tengo más centradita.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Tus hijas, Ana, tienen una edad preciosa. A mí me encantan las personas distintas (en secreto, te diré que me casé con uno y a pesar de sus originalidades -tipo Luisín pero en grande- estoy cada vez más enamorada). Luisín tiene 10 años y le han detectado TDA -déficit de atención- hay que atenderle un poco más, pero como tiene buen nivel de inteligencia saldrá adelante, dándonos muchas sorpresas, pero ya estamos acostumbrados, Isabel y Francisco (además de Luis padre) también lo tienen y el único problema serio que puede plantear es que en las relaciones con los demás no captan las cosas como el común de los mortales. Me he dado cuenta con el marido y tres hijos que a veces captan detalles que a los corrientes, como yo, nos pasan inadvertidos y otras no se dan cuenta de que alguien está abusando de ellos. este último es un gran problema, sobre todo si les educas en la generosidad. A veces, cuando veía a Isabel pensaba "se dará cuenta", pero no se daba.
    Me gustaría estar más cerca y achuchar a esas damitas tan preciosa.
    Un abrazo muy muy fuerte
    María Jesús

    ResponderEliminar